Urbano Barrios

Urbano Barrios

URL del sitio web:

El Paraíso está a dos metros bajo tierra (Segunda parte. VII)

Siete

—Mentícheslle sobre os nenos —dijo el hombre vaciando su taza de café—. Tamén sobre a fotografía.
—Non hai necesidade de contalo todo. Has cousas da familia han de quedar na familia —la mujer estaba mirando al exterior por entre los pliegues de los visillos.
—Non sei —se sirvió otro café—. Mira que estes homes da cidade son xente moi lista, podería enterarse por...—se calló al oír a su espalda unos pasos arrastrados.

El Paraíso está a dos metros bajo tierra (Segunda parte. IV)

Cuatro
El Rector no entendía por qué se le estaba acelerando el corazón mientras mantenía los ojos fijos en la manilla de la puerta. Podía ser cualquiera de los que habitaban en la ermita. Percibió de reojo el movimiento del gato. Giró un poco la cabeza pero el animal ya había desaparecido. Comprendió entonces que la presencia del gato era lo que le intranquilizaba.

Suscribirse a este canal RSS